Si te apasionan las historias, escribir y los videojuegos, quizá tu destino sea convertirte en un gran diseñador narrativo. ¿Qué? ¿Qué es eso? Empecemos por lo básico. ¿A qué se dedica?

Tenemos que poner unas líneas entre el diseñador narrativo, el guionista y el diseñador, aunque en muchos equipos pequeños estos roles estén desempeñados por la misma persona. El diseñador narrativo debe pensar, estructurar y garantizar que la historia y el gameplay vayan de la mano. El jugador no quiere leer o escuchar, quiere jugar. Los videojuegos conectan con el jugador de manera distinta a los otros medios, ya que lo hacen a través de la interactividad. Eso es lo que hace necesario un mediador entre la jugabilidad y la historia.

Un diseñador narrativo se encarga de que la jugabilidad vaya acompañada de la historia, que no sea un elemento suelto.

Mientras que un guionista se encarga de los giros argumentales, los diálogos, las historias detrás de los personajes... un diseñador se preocupa de que la jugabilidad funcione, los niveles estén bien balanceados, las mecánicas de juego sean comprensivas y que el juego sea divertido. Pero muchas veces encontramos que falta unir esos dos mundos. Cuando tenemos juegos muy narrativos necesitamos que la jugabilidad vaya acompañada de la historia, que no sea un elemento suelto. Es aquí cuando entra en juego el diseñador narrativo, juntando los dos mundos.

Un diseñador narrativo establecerá cómo reaccionan los NPC hacia una acción del jugador o cómo debe sentirse una mecánica de juego en función de su trasfondo en la historia. Su trabajo consiste es pensar en todas las permutaciones posibles de una situación y asegurarse de que la historia reconozca las elecciones del jugador.

Convertirse en diseñador narrativo

Si tu objetivo es desarrollarte como diseñador narrativo debes aprender diversas disciplinas a parte del diseño: nociones de guion, lenguaje audiovisual y escritura creativa te serán muy útiles a la hora de empezar a crear tus historias interactivas.

Juega muchísimo, tomando apuntes y fijándote en los pequeños detalles que estructuran la historia. Piensa y analiza bien la acción-reacción de tus actos y de los demás npc. Incluso puedes ponerte crítico y ver qué cosas has hecho que no han tenido consecuencia y que piensas que debería tenerla. Haz tus propios árboles narrativos de juegos ya existentes, pues eso se ayudará a saber cómo estructurar los tuyos en el futuro.

Te hemos preparado una lista de recursos.

Libros:

Charlas:

Espero que te haya quedado más claro qué es un diseñador narrativo y que los recursos te ayuden a seguir mejorando tus habilidades.

Curso Online Diseño de Videojuegos

Aprende a convertir tus ideas en jugabilidad.

Más información
Curso Online Diseño de Videojuegos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook Facebook Facebook

Marta Gil Gametopia

Marta Gil

PR, Product Manager y Social Media en Gametopia. Coordinadora de FemDevs.
Linkedin - Twitter