A lo largo de la historia el color rojo ha ido adquiriendo diferentes significados, dependiendo de la cultura y de la época. Es el color de las pasiones: amor, odio, ira y agresividad, pero también es el del valor y la justicia. Fue un color asociado a riqueza y a lo divino, ya que necesitaba un pigmento mucho más caro de producir.

Darle un único significado a la hora de utilizarlo en una obra artística no haría justicia a su potencial como medio de expresión. El rojo fue el primer color al que el ser humano le puso nombre, ya que estaba asociado a las dos grandes experiencias de la época: el fuego y la sangre. Era utilizado como marca de peligro, dónde había una seña de sangre se simbolizaba un camino con peligro de muerte.

La sangre es un gran referente en el cine, su visión nos evoca una gran violencia, algo que utiliza muy bien Quentin Tarantino. En obras como Reservoir Dogs, Tarantino utiliza el minimalismo en la imagen, utilizando colores apagados, para que la sangre destaque mucho más, dándole la importancia que merece en la escena, destacando su significado crudo y brutal.

Utilización del rojo en películas como Her y Reservoir Dogs

Her y Reservoir Dogs interpretan el rojo de manera diametralmente opuesta: una humaniza, la otra horroriza.

En otras películas, por ejemplo, en Her de Spike Jonze, el color rojo se utiliza para darle personalidad a Sam, una inteligencia artificial. Al ser un color asociado a la pasión, Jonze lo utiliza para representar la humanidad de los personajes, haciendo que el rojo siempre destaque en la camisa y la pantalla de los protagonistas.

La utilización del color da un paso más allá cuando hay un jugador tras la pantalla

Estos recursos visuales dan fuerza y coherencia a la imagen, pero también son de gran utilidad cuando se introduce el factor interactivo en la experiencia. La utilización del color va más allá cuando hay un jugador tras la pantalla, ya que facilita y mejora enormemente la experiencia de juego.

El rojo como recurso práctico

El color potencia las mecánicas de juego, por ejemplo, los botiquines suelen ser blancos con una cruz roja o rojos con una cruz blanca. Por un lado, nos recuerdan a los hospitales y las señales propias de la vida real, pero también porque el rojo es un color que destaca muy bien en la mayoría de los escenarios. Difícilmente vamos a estar jugando en un espacio donde el rojo se camufle: desde la selva amazónica hasta un hospital lleno de zombies, el rojo es un color que no encontramos de manera natural.

El rojo también suele estar asociado a los enemigos, el estado de salud y todo aquello que tenga que ver con nuestra continuidad en partida.

Utilización del rojo en videojuegos, ejemplos de Left4Dead y League of Legends

El color rojo nos ayuda a centrarnos en lo realmente importante dentro de la imagen.

El color rojo para generar sensaciones

Los colores cálidos poco saturados suelen aportar una sensación hogareña y cómoda. Las puestas de sol son un recurso muy utilizado cuando queremos que nuestros personajes tengan un momento de intimidad y confianza el uno con el otro, consiguiendo un aire cómodo en la escena. También puede ser utilizado como una sensación generalizada del juego, como hacen Journey y Firewatch . Ambos quieren decirte que te sientes y vivas el juego, bien sea surfeando a través de un enorme desierto o experimentando la historia que ofrece, lo importante es que has venido aquí a disfrutar de una experiencia más relajada. Para una escena concreta o como paradigma de tu juego, los tonos cálidos ayudan a generar ese ambiente acogedor.

El color ayuda a crear la personalidad de los personajes

El color rojo para crear personajes de videojuegos

Los superhéroes más emblemáticos de la historia: Wonder Woman, Spiderman, Capitán América, Superman… utilizan el rojo al igual que el emblemático Super Mario. Si bien Miyamoto utilizó unos colores complementarios para que la figura de Mario fuera fácilmente reconocible en las limitaciones de la NES, la teoría del color dice que el rojo es percibido como el color de la audacia, pasión y valentía, mientras que el azul aporta profundidad, sabiduría y confianza.

El rojo también es el color de personajes como Claire Redfield, de Resident Evil, o Dante, de Devil May Cry, representando tanto su valentía y pasión cómo su sangrienta y macabra trayectoria, en el último caso. Los colores que visten pueden ser una manera inteligente de definir un poco más la personalidad de nuestros personajes.

Rojo en la creación de personajes como Mario, Claire Redfielf, Knuckles y Dante.

Rojo de personajes valientes, pasionales y, en ocasiones, también violentos.

Es importante conocer la psicología del color a la hora de realizar nuestros juegos. Saber cómo y por qué el jugador percibe lo que percibe hará que podamos jugar mejor nuestras cartas a la hora de crear un producto accesible y que llegue a calar profundo en nuestros consumidores.

¿Te ha gustado este análisis? ¿Te gustaría que tratáramos otros colores en el futuro? Puedes mandarnos tus sugerencias a nuestro Twitter, Facebook o Instagram ¡Estaremos encantados de oír tu opinión!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Facebook Facebook Facebook

Marta Gil Gametopia

Marta Gil

PR, Product Manager y Social Media en Gametopia. Coordinadora regional de FemDevs.
Linkedin - Twitter